Ensayar tecleando

Fue allí que vi por primera vez una imagen a color en el fondo de pantalla y lo que se podía leer: Windows 98. Sin exagerar, por momentos me sentí obnubilado por lo que él movía, guardaba, desplegaba, ocultaba: ¡Pufff! las computadoras evolucionaban.